sábado, marzo 26, 2011

Los trending topics como el nuevo agenda setting

La función de establecimiento de la agenda pública (agenda setting), definida a comienzos de los setenta por Maxwell McCombs y Donald Shaw, ha sido una de las teorías centrales para explicar el papel de los medios en la determinación del orden del día de nuestras sociedades.

Las decisiones de los editores acerca de lo que interesa al público, reflejadas en las portadas de la prensa y en los arranques de los informativos de radio y televisión, han operado tradicionalmente como una profecía autocumplida, ya que el público terminaba hablando acerca de lo que los medios consideraban relevante.

Las plataformas web de filtrado social de información desde Slashdot (1997) hasta Digg (2004), Menéame (2005) y Twitter (2006), han revertido el proceso de influencia llevándolo desde el público hacia los medios.

Los trending topics, los temas más votados y visitados, las conversaciones emergentes en los medios sociales, acaban configurando un mapa mucho más preciso de los asuntos que, no solo interesan a la gente, sino de los que realmente está hablando. Los medios han comenzado a escuchar esas conversaciones y a monitorizarlas para cubrir de un modo más eficaz las tendencias informativas de cada jornada.

Ahora, la gente tiene la capacidad de influir en los medios en un doble sentido: por una parte, valorando los contenidos mediáticos y contribuyendo a su viralización, y por otra parte, abriendo el repertorio de temas e incluso descubriendo noticias de último momento (breaking news).

La democratización del proceso de agenda setting mediante los trending topics es un fenómeno irreversible aunque no carente de polémica: el criterio profesional de los periodistas se enfrenta a los intereses circunstanciales de los usuarios y a un sistema de filtrado basado en sus propias comunidades de referencia.

José Luis Orihuela - tendencias
28 de febrero de 2011

No hay comentarios.: