sábado, mayo 04, 2013

EL CONTENIDO ES REY - Bill Gates (01/03/1996)


Revisando el número Abril de 2013 de la revista Forbes México, hacen una referencia a un articulo de Bill Gates que es bastante difícil de encontrar, menos en español. 

La verdad que salvando las distancias es un excelente documento que tiene todavía alguna actualidad, pero que nos permite ver como las predicciones de Bill Gates hace casi 17 años, eran bastante acertadas. Hice mi mejor esfuerzo para la traducción y como siempre tienen el contenido original como referencia al final del articulo.

Saludos. Néstor.

EL CONTENIDO ES REY - Bill Gates (01/03/1996)

El contenido es donde espero que mucho del dinero real se hará en Internet, así como lo fue en la era masiva.


La revolución de la televisión que comenzó hace medio siglo dio lugar a una serie de industrias, incluyendo la fabricación de aparatos de televisión, pero a largo plazo los ganadores fueron los que utilizaron el medio para ofrecer información y entretenimiento.

Cuando se trata de una red interactiva, tal como Internet, la definición de "contenido" se vuelve amplia. Por ejemplo, el software de un computador es una forma de contenido extremadamente importante, y la que para Microsoft seguirá siendo con mucho la más importante.

Pero las grandes oportunidades para la mayoría de las empresas incluyen el suministro de información o entretenimiento. Ninguna empresa es demasiado pequeño para participar en esto.

Una de las cosas interesantes acerca de Internet es que cualquier persona con un PC y un módem (recordar que es 1996) puede publicar cualquier contenido que pueden crear. En un sentido, Internet es el equivalente multimedia de la fotocopiadora. Esto permite la reproducción del material a bajo costo, sin importar el tamaño de la audiencia.

Internet también permite que la información se distribuya en todo el mundo, básicamente, a un coste marginal cero para la editorial. Las oportunidades son notables, y muchas empresas están haciendo planes para crear contenido en Internet.

Por ejemplo, la cadena de televisión NBC y Microsoft acordaron recientemente para entrar en el negocio de la información interactiva juntos. Nuestras empresas serán propietarios conjuntamente una red de noticias por cable, MSNBC, y un servicio de noticias interactivo en Internet. NBC mantendrá el control editorial sobre el negocio conjunto.

Presiento que en las sociedades habrá una intensa competencia y un amplio fracaso tanto como éxito en todas las categorías populares de contenido no sólo de software, juego y noticias, sino también, entretenimiento, programas deportivos, directorios, anuncios clasificados, y las comunidades on-line dedicada a grandes temas de interés.

Las revistas impresas tienen lectores que comparten intereses comunes. Es fácil imaginar que estas comunidades se servirán de las ediciones electrónicas en línea.

Pero para tener éxito en línea, una revista no puede simplemente tomar lo que tiene en la versión impresa y moverlo a la esfera electrónica. No hay suficiente profundidad o interactividad en el contenido de impreso para superar los esfuerzos de los medios en línea.

Si se espera que la gente se aguante a encender un ordenador para leer una noticia, deben ser recompensados ​​con información profunda y muy actualizada y  que se pueda explorar a su antojo. Necesita tener audio, y posiblemente video (posiblemente!!!). Los lectores necesitan una oportunidad para la participación, que va mucho más allá de la ofrecida por las  pagina de “cartas de lectores” de las revistas impresas.

Una pregunta es la frecuencia con que una compañía que sirve a un grupo de interés en la versión impresa tenga éxito en el caso de brindar el mismo servicio en línea. Incluso el propio futuro de ciertas revistas impresas se ve cuestionada por el Internet.

Por ejemplo, el Internet ya está revolucionando el intercambio de información científica especializada. Las revistas científicas impresas tienden a tener poca circulación, resultando en altos precios. Las bibliotecas universitarias son una gran parte del mercado. Ha sido un camino difícil, lento y costoso para distribuir información a un público especializado, pero no ha habido una alternativa.

Ahora, algunos investigadores están empezando a usar la Internet para publicar hallazgos científicos. La práctica cuestiona el futuro de algunas revistas impresas venerables.

Con el tiempo, la amplitud de la información en Internet será enorme, lo que hará más atractiva. Aunque el ambiente de fiebre del oro (más adelante burbuja digital) de hoy se limita principalmente a los Estados Unidos, presiento que se extenderá al resto del  tanto  como los gastos de comunicaciones bajen y una masa crítica de contenido localizado se disponga en diferentes países.

Para que Internet prospere, los proveedores de contenido debe  cobrar por su trabajo. Las perspectivas a largo plazo son buenas, aunque se  esperan un montón de decepciones en el corto plazo, ya que las empresas de contenidos luchan para ganar dinero a través de publicidad o suscripciones. Esto no está funcionando todavía, y no sucederá, por algún tiempo.

Hasta ahora, al menos, la mayor parte del dinero y el esfuerzo puesto en la edición interactiva es poco más que un trabajo de amor, o un esfuerzo para ayudar a promover los productos vendidos en el mundo off-line. A menudo, estos esfuerzos se basan en la creencia de que con el tiempo alguien va a encontrar la manera de obtener ingresos.

A largo plazo, la publicidad es prometedora. Una ventaja de la publicidad interactiva es que un mensaje inicial necesita sólo llamar la atención en vez de transmitir toda la información. Un usuario puede hacer clic en el anuncio para obtener información adicional y un anunciante puede medir si la gente lo hace o no.

Pero hoy en día la cantidad de ingresos por suscripción o los ingresos por publicidad en Internet es casi cero-tal vez $ 20 millones o $ 30 millones en total. Los anunciantes son siempre un poco reacios a un nuevo medio, y el Internet es ciertamente nueva y diferente.

Alguna reticencia por parte de los anunciantes puede estar justificada, ya que muchos usuarios de Internet están aterrorizados de ver publicidad. Una de las razones es que muchos anunciantes utilizan imágenes pesadas que tardan mucho tiempo en descargarse a través de una conexión de acceso telefónico. Un anuncio en una revista ocupa espacio también, pero el lector puede voltear una página impresa con rapidez.

Tan pronto las conexiones a Internet se vuelvan más rápidas, la molestia de esperar que se cargue un anuncio disminuirá y luego desparecerá. Pero eso sucederá recién en algunos años.

Algunas compañías de contenido están experimentando con las suscripciones, a menudo con el atractivo de algunos contenidos gratuitos. Es difícil, sin embargo, porque tan pronto como una comunidad online cobra una suscripción, el número de personas que visitan el sitio cae dramáticamente, reduciendo la propuesta de valor para los anunciantes.

Una razón importante por la que pagar por contenido no funciona bien aún es porque que no es práctico cobrar pequeñas cantidades (centavos). El costo y la molestia de las transacciones electrónicas hace que sea poco práctico de cobrar una tasa de suscripción justa, que podría ser bastante alta.

Pero dentro de un año los mecanismos estarán disponibles  para permiten a los proveedores de contenidos cargar unos pocos centavos por información. El tema es justamente que si alguien decide visitar una página que cuesta un centavo o algunos centavos, no van a escribir un cheque o hacer un pago por correo por esa cantidad. Lo que sucederá es que se acabará por dar clic en lo que se quiera, sabiendo que se deberá que pagar un centavo de forma agregada.

Esta tecnología va a liberar a las editoriales a cobrar pequeñas cantidades de dinero, con la esperanza de atraer a una amplia audiencia.

Aquellos que triunfen impulsaran el avance de Internet como un mercado de ideas, experiencias y productos, un mercado de contenidos.



No hay comentarios.: